Clásica en Sierra Arana: Peñón del Cuchillo y Peñón Grande.

Me hubiera gustado ser un buen anfitrión, y juro que lo intenté. Torres tenía vacaciones y propuso acercarnos un martes a Sierra Arana para caminar sobre afiladas aristas y escalar alguna línea bonita. Laura tenía pendiente conocer aquellas crestas, así que el plan era perfecto. Pero llegó el martes y lo primero que hice fue vomitar la cena del lunes. Lo segundo fue vomitar el desayuno del martes (del que igual debí prescindir). Es cierto que hacía tiempo que no veía a Torres, pero no, no eran los nervios del encuentro. Era un virus cabroncete que se había apuntado al plan.

Aún así lo intenté: con Aquarius recuperaré fuerza… ¡Con Aquarius! Total, que Laura y yo llegamos hasta la base del Peñón Gordo, pero cuanto más miraba la vía por la que pretendían subir más me gustaba un poyete que había en la base. Bastante iba a tener yo con volver al coche… mi jornada acabó durmiendo a pie de vía, mientras Mario y Torres abrían una preciosa línea en dos largos (6a y V) al Peñón Grande.

You are not authorized to see this part
Please, insert a valid App IDotherwise your plugin won't work.

Be the first to comment

Deja un comentario