Escalando en hielo: Chorreras de los Militares

Decía Kelsen que la Justicia es aquello bajo cuya protección puede florecer la ciencia, y junto con la ciencia, la verdad y la sinceridad. Es la Justicia de la libertad, la justicia de la paz, la justicia de la democracia, la justicia de la tolerancia .  El abogado es por lo tanto como el jardinero que cultiva las cosas bonitas que hay en la vida. Un trabajo placentero en el que te levantas, riegas el árbol de la paz, abonas un poco el de la ciencia, y  al final de la jornada te vas tranquilamente a casa, sin mayor preocupación que esperar a que florezca la tolerancia.

Y yo, claro está, quiero de lo que tomaba Kelsen. Pero como soy un tío sano, para sobreponerme a lo que crece en mi jardín a veces tengo que quemar mucha adrenalina. La ventaja de vivir en Granada es todas las que puedas imaginar y más que puedes salir del despacho, con el traje y la corbata puestos, a las dos de la tarde, y estar a las tres con el arnés y las rígidas puestas, tomándole las medidas a una columna de hielo.

Porque a medida que me cicatrizan los nudillos aumenta la presión sanguínea, y me ha dicho el médico que lleve cuidado con eso. Y como Laura necesitaba renovar su colección de hematomas, Kike necesitaba una excusa para las cervezas posteriores y Juani necesitaba una actividad nueva en la que parecer una pro en su primer día…

You are not authorized to see this part
Please, insert a valid App IDotherwise your plugin won't work.

Be the first to comment

Deja un comentario