Vacaciones: el último aliento.

La Bolera, Peña Quesada

14 segundos habría necesitado para que fuera creíble. Con dos segundos más me habríais visto sentado ahí arriba plácidamente, os habría dicho que hay espacio para sentarse y que incluso el vértice hace las veces de un precario respaldo. Y que, salvando las evidentes dificultades, se puede uno sentar a ver con relativa comodidad irse el Sol. A respirar fuerte y lento, por ejemplo, antes de terminar las vacaciones. Pero resulta que el temporizador de mi cámara dura 12 segundos, y olvidé poner el modo ráfaga, o pensé que con 12 segundos me sobraba… Así que tendréis que elegir entre creerme a mí o creer lo que ven vuestros ojos. Yo digo que ahí di la última penúltima bocanada de vacaciones.

La Bolera, Peña Quesada

You are not authorized to see this part
Please, insert a valid App IDotherwise your plugin won't work.

Be the first to comment

Deja un comentario