El Alminar de San José

Hoy vamos a pasear por el Albayzín. Hemos empezado a subir por Calderería, y desde la Cuesta de San Gregorio hemos enfilado la de San José. Llevamos ya un rato callejeando y subiendo y encontrarnos con una torre casi no nos sorprende. Qué bonita torre tiene esa iglesia… ahí va, ¿y la iglesia? Miramos un poco más allá y encontramos la iglesia. Todo en orden. Al final es la torre la que tiene una iglesia algo apartada, como para no entorpecer.  Hemos encontrado el Alminar de la Mezquita de los Morabitos, o al-Masjid al-Murabitin. La Mezquita de los Ermitaños.

Efectivamente, la torre de la Iglesia de San José es en realidad el alminar de una antigua mezquita. Pero de una muy antigua. Si nos fijamos bien, aún sabiendo que se trata de un alminar, nos seguirá resultando extraño. Si observamos la ventana, nos llamará la atención su arco. No se parece en nada a esos arcos de medio punto peraltados con que los nazaríes adornaron toda Granada. Éste es de herradura. Esta torre ya debía estar aquí cuando aquél viernes Al-Hamar el Rojo salió de Arjona. 

Alminar de San José, Granada

Su propio nombre lo delata: el alminar de los Morabitos. Los Almorávides, los temibles monjes-soldados, nómadas que partieron del Sáhará conquistaron la taifa de Granada a los Ziríes. El estilo constructivo del minarete recuerda más al periodo califal que al llamado barroco nazarí. El arco de herradura y la disposición de los sillares, en soga y tizón (unos en vertical y otros en horizontal) podrían delatar un origen califal. Pero al parecer esto se debería a la participación de obreros cordobeses en la construcción de la Mezquita, más que a una fecha anterior a la taifa. Sería razonable pensar que se construyera en el Siglo XI, con que nuestro paseo por el Albayzín nos ha plantado ante uno de los monumentos islámicos más antiguos de Granada, y ante el minarete más antiguo que se conserva de Al Ándalus. Aunque quién sabe… la historia de una torre granadina nunca está escrita, y no lejos de este alminar estuvo el de San Miguel Bajo… del que hablaré otro día.

Con todo, lo más interesante de esta torre es que podría ser la única forma de mirar cara a cara a la desaparecida Torre Turpiana, el minarete de la Mezquita Mayor de Granada. Pero de eso, también, hablaremos otro día. Hoy seguimos nuestro paseo hasta San Nicolás.

You are not authorized to see this part
Please, insert a valid App IDotherwise your plugin won't work.

Be the first to comment

Deja un comentario