Setas del Oriente Andaluz, 6 especies más…

Ya, ya lo se. Que no ha llovido desde hace… ni sabemos cuanto, y que este año las setas las vamos a ver en fotografía. Pues en esas estamos, aquí no hace falta que llueva para que salgan setas y, aunque se que para la mayoría ver este reportaje va a ser más un mal rato que un sucedáneo, salvo sorpresa las cestas van a permanecer en el altillo criando polvo y tendremos que conformarnos con las fotos. He tenido, eso si, el buen gusto de no poner imágenes de guíscanos, para que no nos salga la hiel por la boca.

Vamos entonces con una nueva tanda de especies que podemos encontrar en las sierras del Oriente Andaluz:

BOLETUS SATANAS: Empezamos con este bojín tóxico (potencialmente mortal). Pese a su característico aspecto, con pie intensamente rojo y sombrero amarillo, no puede decirse que sea totalmente inconfundible, ya que guarda cierto parecido con el boletus erytropus, también rojizo. El b. satanas crece en bosques planifolios, principalmente bajo encinas, quejigos, etc (en suelos preferentemente calizos). Y crece bastante, alcanzando diámetros de hasta 25 a 30 centímetros. Una de sus características (que comparte con otros bojines) es que su carne torna azulada al contacto con el oxígeno.

boletus satanas - bojín

REBOZUELO (cantharellus cibarius): Se trata de una seta prácticamente inconfundible (se podría confundir con otros del mismo género). De color amarillo – que puede ser más o menos intenso – rara vez supera los 5 centímetros de diámetro en el sombrero, encontrándose este unido al pie. Las láminas (que son en realidad pliegues), del mismo color que el sombrero,  son muy decurrentes, es decir, que se extienden hasta unirse con el pie.  El rebozuelo, excelente comestible, puede encontrarse en otoño bajo planifolios, si bien no es una seta muy habitual en Andalucía Oriental.

cantharellus cibarius - rebozuelo

SETA ANISADA (clitocybe odora): Pequeña seta que supera rara vez los 5 centímetros de diámetro en el sobrero. Sin duda su carcaterística más distintiva es el intenso olor anisado que desprende, que se traduce en un sabor igualmente intenso en el plato. Una sola de estas setas basta para dar un toque anisado a un plato. Crece tanto en piinares como bajo caducifolios, formando las hileras tan típicas entre las clitocybes.

clitocybe odora - seta anisada

PLATERA (clitocybe geotropa): Excelente comestible, típica de los pinares donde crece formando círculos o corros de brujas (que si no son completos aparecerán como hileras). Se trata de una seta muy frecuente en las sierras del oriente Andaluz, donde crecen sin embargo algunas especies similares de las que conviene distinguirla, como la clitocybe costata.  Se trata de una seta de considerable tamaño, alcanzando los 20 – 25 centímetros. Pie y láminas color blanco (como la carne) y sombrero blanco-anaranjado. Se trata de un buen comestible.

clytocybe geotropa

PATA DE PERDIZ (Chroogomphus rutilus): Una seta extraordinariamente abundante, de la que se podrían llenar sacos en los pinares de las sierras de Cazorla, Segura, Huetor, Alhama, Baza, etc. Se trata de una comestible bastante mediocre, probablemente de ahí que sea tan fácil encontrarlas. De color intensamente rojo y pie fino y largo, su carne torna violácea (y viscosa) tras pasar por la sartén.  Normalmente el sombrero no pasa de los 10 centímetros de diámetro, aunque no es raro encontrar ejemplares que dupliquen esa medida. Como digo, se trata de un comestible bastante mediocre.

Chroogomphus rutilus.jpg

HIGRÓFORO CÓNICO (hygrocybe conica): Esta curiosa seta, inconfundible por su aspecto, puede encontrarse frecuentemente en pinares y encinares. Carece de interés culinario (sospechosa de toxicidad), aunque por su aspecto llamará sin duda la atención del aficionado que se encuentre con ella.

higrocybe conica

Bueno, y de momento es todo. A ver si el agua nos trae buenas noticias.

You are not authorized to see this part
Please, insert a valid App IDotherwise your plugin won't work.

Be the first to comment

Deja un comentario