el Tranco del Lobo. Historias de Maquis…

Finalmente, la historia de los últimos guerrilleros que lucharon contra una incipiente dictadura que, por entonces, luchaba por estabilizarse tan inhumanamente y sanguinariamente como la capacidad digestiva de las cunetas y las fosas comunes permitía, ha sido fagotizada y recuperada mediante la aséptica fórmula de la puesta en valor: un sendero señalizado conduce al lugar donde un panel informativo – uno de esos paneles cuya extraordinaria capacidad de propagación me ha llevado alguna vez a preguntarme si no debería contemplarse la posibilidad de repoblar las zonas incendiadas con paneles o señales en lugar de con pinos, robles o encinas – cuenta en 4 o 5 líneas la historia de como “el Ramiro”, el último maqui que operó en este sector de la serranía, fue alcanzado y dado muerte por la Guardia Civil precisamente allí, junto a la Caseta de la Sabinilla.
Julio, Torres y yo habíamos planeado largamente una ruta que coincidía parcialmente con este itinerario, llevándonos al Tranco del Lobo para volver luego por el Cañuelo. Pero no fue hasta octubre cuando finalmente pudimos darnos cita en el Almicerán para llevar a cabo nuestra primera ruta juntos.
02.jpg
Además ocurrió un acontecimiento cuyas consecuencias no supimos prever entonces: Torres y Juan Diego coincidían por primera vez en el monte. Comprendí la catástrofe que se avecinaba solo cuando Torres se acercó y me dijo “a lo mejor a este no le gusta tanto cachondeo”.  ¿El cachondeo…? la tragedia estaba servida.
03.jpg

El camino asciende suavemente hacia la Sabinilla: cuando nos dimos cuenta estábamos ya asomados a los tajos del Tranco, disfrutando del imponente paisaje que se abría ante nosotros, el mismo que debieron contemplar por última vez los ojos de Manuel Calderón “el Ramiro” antes de sucumbir a la descarga que acabó con su vida.

04.jpg

A nuestros pies se extendía el Barranco Valentín, que solo durante el otoño pierde parcialmente su verde – casi uniforme – concediendo algunos espacios a los tonos ocres. Y frente a nosotros, altiva, la Sierra de la Carbrilla y los agudos ángulos que conforman su perfil.

05.jpg

Cuesta retirarse de esta atalaya, pero aún quedaban muchos kilómetros ante nosotros antes de dar por finalizada la jornada, de manera que tocaba ponerse otra vez debajo de la mochila para enfilar el camino del Cañuelo que nos devolvería al Almicerán.

06.jpg

Ya con los últimos rayos de sol llegábamos de nuevo al Almicerán. Y como cada vez que retiramos una ruta de la “lista de pendientes”, otra ha ocupado ya su lugar. Pronto volveríamos a visitar los dominios del Ramiro.

07.jpg

Más sobre el Ramiro:
El Ramiro y su “partida de defunción”.
En recuerdo de “el Ramiro”

You are not authorized to see this part
Please, insert a valid App IDotherwise your plugin won't work.

4 Comments

  1. Bueno, parece que voy a ser el primero en comentar en tu blog. Espero que des continuidad a este proyecto, puesto que me parece que tienes mucho que aportar al mundillo de los bloggers.

    En cuanto a esta entrada, que decir: No hay nada como los caminos con historia… y de esos, en estas sierras del sur de la Península tenemos un montón.

    saludos!

  2. Pues si Jordi, al menos en wordpress eres el primero. La verdad es que va bastante mejor que el blogspot, asi que lo dejaré aquí. Espero poder darle continuidad, aunque iré publicando cosillas a mi ritmo.
    Un saludo!

  3. Muy buena y poética esta ruta…
    Me gustaría hacerla este otoño de 2010… por casualidad no tendrías las coordenadas GPS…
    Sobre el tema del maquis (Ramiro) no me deja acceder a la página web
    En recuerdo de “el Ramiro”
    ——————————————-
    Este blog sólo admite a lectores invitados.

    http://verracus.blogspot.com/
    ——————————————–
    pues dice que sólo acepta invitados… sabes que hay que hacer para que me inviten…
    Gracias.

    • Hola Ramón, no se que ha ocurrido con ese enlace, cuando subí el post funcionaba y meses antes también. Imagino que habrán cambiado la política de privacidad de ese blog.
      En cuanto al gps, luego te mando el track.

      Un saludo!

Deja un comentario